No siempre el mejor empleado es el mejor supervisor, ¿Por qué?

La supervisión es una actividad de alta relevancia en los procesos administrativos, pues permiten que los proyectos fluyan por la ruta más adecuada hacia el cumplimiento de los objetivos; sin embargo la actividad de supervisión no sólo requiere conocimientos técnicos, sino habilidades especiales para poder comunicar, facilitar, planear y dirigir a los colaboradores.

Si bien, tradicionalmente se eligen a aquellos empleados que han sobresalido, han cumplido sus metas o cuentan con la antigüedad y experiencia para promocionarlos como supervisores, no siempre esta elección garantizará el éxito; y es que justamente, este tipo de personas requieren tener competencias y habilidades especiales para poder ser un buen jefe o supervisor.

Este seminario le ayudará a desarrollar en usted aquellas competencias que son necesarias para dirigir a sus equipos de trabajo de tal forma que se puedan obtener los resultados esperados, con la comunicación, la actitud y efectividad esperada.

Beneficios para los participantes:

  • Conocerá cuáles son las características de la supervisión efectiva y las habilidades que deben de desarrollar estas personas.
  • Identificará, a través de un autodiagnóstico, qué competencias son las que debe de reforzar para su propio beneficio.
  • Logrará identificar la madurez de su equipo de trabajo y con ello sabrá qué tipo de técnica de supervisión emplear.
  • Conocerá cómo desarrollar el liderazgo que requiere para poder coordinar a su equipo de trabajo y adquirirá habilidades de comunicación que le facilitará su trabajo.
supervisores
SOLICITE MÁS INFORMACIÓN

Nombre (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Teléfono (requerido)

Empresa